Los servidores DNS (Domain Name System) convierten nombres de dominio en direcciones IP. Sin los servidores DNS, los usuarios tendrían que escribir la dirección IP de los sitios web a los que desean acceder, en lugar de escribir la URL. Esto generaría confusiones y la navegación en Internet se tornaría complicada para los usuarios.
Antes de implementar el uso de DNS, se alojaba un archivo denominado HOSTS para guardar los dominios conocidos. Evidentemente, el exponencial crecimiento de Internet hizo imposible mantener un sistema como ese.

En realidad, los usuarios no se comunican de manera directa con el servidor DNS, la resolución de nombres se hace a través de las aplicaciones en el cliente, como los navegadores. En primera instancia, la petición se enviaría al servidor DNS indicado localmente en el sistema operativo pero antes de establecer alguna comunicación, el sistema operativo comprueba si la respuesta se encuentra en la memoria caché. En caso de que no se encuentre, la petición se envía a uno o más servidores DNS, el usuario puede utilizar los servidores de su ISP (Proveedor de Servicios de Internet), usar un servicio gratuito de resolución de dominios o contratar un servicio avanzado, por lo general ofrecen rapidez y seguridad adicional.

Entre los servicios gratuitos se encuentran los DNS de Google (8.8.8.8 y 8.8.4.4), Cloudflare (1.1.1.1 y 1.0.0.1), Quad9 (9.9.9.9 y 149.112.112.112), OpenDNS (208.67.222.222 y 208.67.220.220), DNS.Watch (84.200.69.80 y 84.200.70.40).

Algunos factores que afectan el rendimiento de los servidores DNS pueden ser:

  • Velocidad de procesamiento.
  • Capacidad de resolución de solicitudes.
  • Ubicación geográfica.
  • Entradas en las bases de datos.

Para cambiar los servidores DNS en un equipo con Windows 10, ir al panel de Conexiones de red, dar clic derecho sobre la conexión para abrir las Propiedades de la conexión y elegir Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4), dar clic en Propiedades para indicar los nuevos DNS. En el siguiente enlace puede revisar la información a detalle, https://www.xataka.com/basics/como-cambiar-o-configurar-los-dns-en-windows-10
En GNU/Linux y macOS es mucho más fácil, se debe acceder a sus paneles de configuración y buscar la opción red, entrar a los ajustes de la conexión y a continuación enseguida las opciones de DNS.