Una dirección IP es un número que identifica a los equipos o dispositivos de una red, por ejemplo, una PC, una tablet, un servidor, una impresora, un router, etc.

IP proviene de Internet Protocol, ya que se utiliza en redes que aplican dicho protocolo de Internet, sea una red privada o Internet.

La dirección IP es el equivalente a la dirección de una casa, con la cual el servicio de paquetería sabría dónde localizar al destinatario para hacerle llegar un envío.

Dirección IP Privada

Una dirección IP Privada se utiliza para identificar equipos o dispositivos dentro de una red doméstica o privada. Se reservan para ello determinados rangos de direcciones:

  • Clase A: 10.0.0.0 a 10.255.255.255
  • Clase B: 172.16.0.0 a 172.31.255.255
  • Clase C: 192.168.0.0 a 192.168.255.255

En una red, las direcciones IP Privadas deberán ser únicas para cada dispositivo o al duplicarlas surgirán problemas. Volviendo al ejemplo del servicio de paquetería, sería como si dos vecinos tuvieran el mismo nombre y la misma dirección, haciendo imposible saber a quién de ellos se deberá realizar la entrega.

Ahora bien, las direcciones IP Privadas sí pueden repetirse pero en redes distintas, en cuyo caso no habrá conflictos debido a que las redes se encuentran separadas. De la misma manera que es posible tener dos direcciones iguales pero en distintas ciudades.

Dirección IP Pública

En una red local habrá varias direcciones IP Privadas y generalmente una dirección IP Pública. Para conectar una red privada con Internet hará falta un “traductor” o NAT (Network Address Translation), que pasará los datos entre las direcciones IP Privadas y las direcciones IP Públicas.

La dirección IP Pública es aquella que nos ofrece el proveedor de acceso a Internet y se asigna a cualquier equipo o dispositivo conectado de forma directa a Internet. Por ejemplo, los servidores que alojan sitios web, los routers o modems que dan el acceso a Internet.

Las direcciones IP Públicas son siempre únicas, es decir, no se pueden repetir. Dos equipos con IP de ese tipo pueden conectarse directamente entre sí, por ejemplo, tu router con un servidor web o dos servidores web entre sí.

Dirección IP Fija o Dinámica

La dirección IP será fija o dinámica en función de si es siempre la misma o va cambiando. Dependiendo del caso, será asignada por el proveedor de acceso a Internet, un router o el administrador de la red privada a la que esté conectado el equipo.

Una dirección IP Dinámica es asignada mediante un servidor DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol). La IP que se asigna tiene una duración máxima determinada.

Una dirección IP Fija es asignada por el usuario de manera manual o por el servidor de la red (ISP en el caso de internet, router o switch en caso de LAN) con base en la dirección MAC del cliente.

No se debe confundir una dirección IP Fija con una dirección IP Pública, o una dirección IP Dinámica con una dirección IP Privada. En realidad, una dirección IP puede ser Privada (ya sea dinámica o fija) o en caso contrario será una IP Pública, y que también sea dinámica o fija.

La confusión puede surgir debido a que una dirección IP Pública generalmente se utiliza para acceder a servidores en Internet y se desea que la IP no cambie, por lo que se configuraría como fija y no dinámica. En el caso de una dirección IP Privada, habitualmente será dinámica para que sea asignada por el servidor DHCP.