Hoy más que nunca, la tecnología es parte fundamental en la operación en las empresas. En México existen más de 4.2 millones de unidades económicas, el 99.8% son pequeñas y medianas empresas (PyME) y representan el 52% del PIB, y que generan el 72% de los empleos del país.

De acuerdo con información publicada en el sitio web de Forbes México, la importancia de las PyME también radica en la creación de empleo, ya que generan tres de cada cuatro empleos en el país. Un tema de vital importancia para las  PyME son las Tecnologías de la Información, debido a que les permite incrementar su productividad y ser más competitivas.

En dicha publicación se incluyen cinco puntos importantes para que las PyME puedan adoptar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC):

  1. Seleccionar la tecnología con base en información, es decir, debe analizarse para comprobar que dicha tecnología se  adapta a las necesidades y retos de la empresa.
  2. Usabilidad, las TIC seleccionadas para su implementación en la empresa deben proporcionar facilidad y simplicidad de uso. Las grandes empresas pueden invertir mucho tiempo y recursos en capacitar al personal, las PyME en realidad no.
  3. Relación costo-beneficio, evaluar la tecnología considerando tanto el retorno de inversión como las ventajas competitivas que significarán su uso.
  4. Calidad, las PyME necesitan tecnología que puedan seguir utilizando más allá del corto plazo, con la calidad y robustez adecuada para evitar la realización continua de gastos.
  5. Las TIC ayudan a las pequeñas y medianas empresas a alcanzar el punto de equlibrio más rápido, a vender más, ser siempre competitivos y mejorar su productividad.

A pesar de los retos, México se encuentra entre los siete países que más rápido están creciendo en la adopción de Tecnologías de la Información y Comunicación en las PyME.