De acuerdo con la encuesta Realizing 2030 de Dell Technologies realizada a 3,800 líderes empresariales de todo el mundo, el 82% de los participantes espera que en cinco años los humanos y las máquinas funcionen como equipos integrados dentro de su organización.

Sin embargo, no todos estos líderes saben lo que esto significará para ellos y sus negocios. El 50% de ellos piensa que los sistemas automatizados les dejarán más tiempo libre, pero la otra mitad no comparte esa opinión. Además, 42% cree que estarán más satisfechos en su trabajo al dejar en “manos” de las máquinas las tareas que ellos no desean hacer. El 58% dice que aprovechará este “tiempo libre” para estudiar y desarrollar su creatividad y nuevas estrategias.

Otro dato relevante del estudio es que poco más de la mitad (el 56%) dice que, desde ahora, las universidades deberían enseñar a sus alumnos cómo aprender, en lugar de qué aprender; así estarían mejor preparados para desempeñar los trabajos que todavía no existen. Y es que, de acuerdo con el Institute for the Future, el 85% de los empleos que existirán en el año 2030 aún no se han inventado. Todos estos puntos de vista, tan diferentes, podrían hacer que los líderes empresariales no se preparen de manera adecuada para el futuro.

Juan Francisco Aguilar, director general del Grupo de Soluciones Comerciales de Dell-EMC México, dice que solo aquellas organizaciones que desde ahora entiendan estos cambios e implementen las tecnologías para llevarlos a cabo tendrán éxito en el futuro.

La mala noticia es que muchos líderes de negocio no se están adaptando lo suficientemente rápido a esta evolución. De acuerdo con el estudio, sólo 27% ha incorporado tecnologías digitales en sus compañías, y 93% está tratando de vencer los obstáculos para convertirse en un negocio digital.

El 61% de las empresas no tienen una visión y estrategia digital fuertes, y además carecen de información para demostrar el valor de la transformación digital. También están luchando contra la resistencia al cambio: los empleados no aceptan la evolución del negocio o no poseen las habilidades que la transformación requiere.

Además, en más de la mitad de las empresas hay tecnología obsoleta que les impide operar lo suficientemente rápido, y también tienen problemas al manejar un cúmulo enorme de información. La privacidad y la ciberseguridad son otras de sus preocupaciones: 51% admite que sus medidas de seguridad cibernética son ineficaces.

El estudio también arrojó que casi la mitad de los encuestados, el 45%, cree que sus negocios podrían volverse obsoletos en los próximos tres o cinco años, y más de la mitad de ellos no sabe cómo será su sector en tres años. “Estos datos son impresionantes y nos muestran que hay una oportunidad tremenda para muchos negocios”, señala el ejecutivo de Dell-EMC.

Ante esta realidad, es necesario hacer frente a los desafíos digitales de una manera seria, reaccionar rápido y trabajar bajo presión. “Es un error ver la estrategia digital como algo operativo. La transformación digital va mucho más allá de PC, laptops y servidores. Se debe incorporar totalmente al negocio y con ella crear un modelo diferencial que permita a las empresas vender más, adquirir clientes y ofrecer una mejor experiencia”.

Entre las tendencias que los líderes de negocio buscan instrumentar para subirse a la ola de la Transformación Digital está el desarrollo de sistemas para que la fuerza laboral pueda trabajar de manera remota y flexible, que los empleados sepan programar o al menos que conozcan sobre desarrollo de software, incluso el nombramiento de un jefe de Inteligencia Artificial (IA), encargado de implementar estas tecnologías dentro de la organización.

Fuente https://www.altonivel.com.mx/empresas/innovacion/humanos-maquinas-empresa/