En una entrada anterior, “Interferencia de la red inalámbrica”, mencionábamos dos de los factores que pueden ocasionar fallas en este tipo de redes.

Ahora incluimos información de una investigación realizada por la Universidad Tsinghua en China cuyo objetivo era averiguar el tipo de factores asociados a las conexiones fallidas y los largos tiempos de espera.

Se lograron identificar dos factores influyentes: el tipo de red (pública o privada) a la que se desea conectar un dispositivo, y las características de dicho dispositivo (software y hardware).

Respecto al hardware, los chips en el dispositivo móvil, y no solo en el punto de acceso, pueden influir de manera importante en el tiempo de conexión.

En el caso del software, específicamente el sistema operativo del mismo, ya que la investigación afirma que dispositivos idénticos pero con sistemas operativos distintos pueden mostrar diferencias muy significativas en el tiempo de conexión.

Cuando en una red inalámbrica se presentan fallas en la conexión, la mayoría de las ocasiones, solo se verifica el estado de los puntos de acceso, olvidando por completo que también influyen las características de hardware y software de los dispositivos que desean conectarse a la red.

Por ello, es importante evitar, en lo posible, el uso de equipos antiguos, debido a que el equipo con la tecnología más antigua (y lenta) marcará la velocidad de acceso de todos los dispositivos conectados al punto de acceso.