Sin importar el precio pagado por nuestro equipo de cómputo, llegará el momento en que fallará.

Es importante estar preparados para esta situación, más allá de una copia de seguridad, cuando el equipo falla y debe ser sustituido para continuar trabajando, se tendrán que considerar las características del equipo, periféricos, aplicaciones y la información almacenada.

Cuanto menos dependamos del hardware será mucho mejor, por ejemplo, si en lugar de tener instaladas localmente las aplicaciones, se encuentran en el servidor o mejor aún, en la Nube; lo único que será necesario es tener claro que hacer cuándo el equipo falle.

Lo ideal siempre será continuar trabajando, independientemente de la carga de trabajo al momento de la falla, y el cómputo en la Nube permite dicha continuidad al lograr que cada usuario acceda a sus aplicaciones e información de forma segura, sin importar el equipo en cuestión y como si nada hubiera ocurrido.

Al hacer uso del cómputo en la Nube y un plan de contingencia que determine cómo actuar ante estas situaciones, la normalidad en nuestras actividades se recuperará casi inmediatamente.

Nunca debemos asumir que nuestros equipos informáticos están bien y no fallarán, mucho menos permanecer sin un plan de contingencia para dicho momento.

Por ello le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para proveerle más información  respecto al apoyo que Adaptix Networks puede brindar a su empresa específicamente en Servicios Cloud, así como los casos de éxito de nuestros clientes.