De acuerdo con información publicada por el sitio web The Register, un error en el diseño de los procesadores Intel está forzando a los desarrolladores de Sistemas Operativos a eliminar la falla de seguridad mediante el parcheado al kernel. Esto se debe a que aparentemente, no es posible corregir el fallo con una actualización del microcódigo del procesador.

En la publicación acerca del tema en el sitio Xataka, se indica que el problema permitiría que cualquier aplicación accediera a espacios reservados de memoria a los que no deberían, ya que a su vez daría acceso al resto de recursos de la máquina. El riesgo en ello sería que un ciberatacante al explotar la vulnerabilidad ganaría permisos de superusuario en estos sistemas para control remoto o introducir malware.

La información hasta el momento indica que se trata de un problema masivo y que afecta a los microprocesadores Intel de la última década. Cabe destacar que por el momento Intel no ha confirmado las familias de procesadores afectadas. Sin embargo, se presume que solo los procesadores de 64 bits serían los afectados.

Esto implica que millones de máquinas en todo el mundo estarían afectadas por esta vulnerabilidad; no solo en el ámbito doméstico, en el que todo PC, portátil o tableta basada en estos microprocesadores estará afectado, sino también en el ámbito empresarial.

Para solucionar elproblema la única alternativa parece ser la actualización de los sistemas operativos. Hasta donde se sabe, todos los sistemas estarían afectados, así que tanto los usuarios de Windows como los de macOS y Linux, dependerán de sus actualizaciones del sistema. En el caso de Linux, ya existe una actualización para el kernel, se espera que tanto Microsoft como Apple publiquen cuanto antes los parches para corregir el problema.

Las actualizaciones también afectarán a grandes plataformas Cloud Computing; Microsoft ha emitido un comunicado indicando que el próximo 10 de enero habrá cortes del servicio para operaciones de “mantenimiento”, lo mismo ha hecho Amazon que tiene previsto el mismo proceso para el próximo 5 de enero.