Hubo un tiempo en que las carreteras, aeropuertos, puertos y ferrocarriles eran las grandes palancas del crecimiento de la riqueza de un país. En 2019, sin embargo, lo que colocará a ciertos países latinoamericanos por delante del resto, será la infraestructura digital.

También es fundamental perseverar en el fortalecimiento del nivel educativo de la población, colaborando para que cada ciudadano sea capaz de diseñar un nuevo futuro para él mismo, su familia, empresa y país. El mundo ya está organizado a partir de esta lógica. Según el World Economic Forum 2017, Singapur, Finlandia y Suecia se posicionaron como los países más digitalizados del mundo y eso se refleja en la pujanza de sus economías. Hay una fuerte relación entre economía digital, productividad y competitividad. Donde hay digitalización, hay riqueza.

En este momento de transición, es hora de dar las medidas necesarias para que América Latina abrace la Transformación Digital y salte hacia el futuro.

El contexto es favorable para esto. Según un informe del World Bank de 2017, el 43% de la población de nuestra región tiene menos de 25 años y el 80% vive en grandes ciudades. Una encuesta de la Fundación Getúlio Vargas (FGV) indica que en 2017, Brasil alconzó los 208 millones de teléfonos celulares, una cifra mayor que su población. En Chile, el 65% de sus 18 millones de habitantes tienen un smartphone. Una encuesta hecha por el portal Statist indica que en 2018, en toda América Latina, el 43% de la población tiene al menos un smartphone. En Colombia, el gobierno propuso cinco años de exención fiscal a las empresas digitales que operan en el país y generan una cierta cantidad de puestos de trabajo.

Otra evidencia del deseo de avance en la región es la existencia de las denominadas Smart Cities. Según una encuesta realizada en 2017 por Cities Digest, un centro de estudios global, Smart City es un lugar que utiliza las soluciones y servicios de TI y comunicaciones para crear una infraestructura favorable para una mejor calidad de vida y el crecimiento de negocios a nivel internacional. Esta lista incluye a Santiago (Chile), Ciudad de México (México), Bogotá y Medellín (Colombia), Buenos Aires (Argentina), Río de Janeiro (Brasil) y Montevideo (Uruguay).

Todas estas conquistas han sido fuertemente basadas en un modelo de servicios digitales: la Nube. En los últimos 7 años, América Latina incrementó su uso del Cloud Computing, el cual permite la ejecución de aplicaciones y su acceso a través de dispositivos de todo tipo, en todo momento y desde cualquier lugar.

Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para proveerle más información respecto al apoyo que Adaptix Networks puede brindar específicamente a su empresa en servicios de Cómputo en la Nube, así como los casos de éxito con nuestros clientes.

Fuente https://www.itwarelatam.com/2019/01/16/latinoamerica-en-2019-transformacion-digital-o-nada/