Los directivos deben estar preparados para generar nuevas oportunidades, ya que las empresas que no cuenten con la capacidad de adaptarse a los nuevos escenarios verán reducidas sus opciones para la conservación de clientes, y con ello, sumergirse en las batallas de precios y en una constante búsqueda de la eficiencia como únicas herramientas para mantenerse competitivas.

En una publicación reciente de Forbes México se habla de algunos de estos retos para 2017, entre ellos se encuentran los cambios en el ámbito geopolítico y regulatorio, los nuevos modelos de gestión del talento, así como la innovación y transformación digital.

Relacionado al último punto, innovación y transformación digital, se menciona que las empresas que deseen seguir siendo relevantes deberán apostar por la búsqueda de nuevas maneras de crear valor para sus clientes. Es decir, evolucionar y pensar en la innovación no como un ejercicio dedicado al lanzamiento de nuevos productos, sino como el instrumento para mejorar la experiencia del cliente y adoptar nuevos modelos de negocio.

La transformación tecnológica actual juega un rol fundamental en todo esto. Específicamente el cómputo en la Nube, que ha significado una gran opción para implementar iniciativas de negocio no solo a bajo costo, sino ágil y escalablemente. También permite a las empresas delegar en un proveedor los requerimientos técnicos del servicio, evitando los problemas de administración y mantenimiento. El cloud computing brinda acceso a las mismas herramientas digitales que usan las grandes corporaciones; ahora lo importante será la rápidez con que se afrontan los cambios en los negocios y no el tamaño de las empresas.

Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para proveerle más información acerca de los beneficios que el cómputo en la Nube puede brindar a su empresa, así como los casos de éxito con nuestros clientes al implementar los Servicios Cloud.