De acuerdo al Kaspersky Security Bulletin 2015 para el entorno empresarial:

  • En 2015 se neutralizó al menos un ataque de software malintencionado en el 58% de los equipos corporativos.
  • El 29% de los equipos del entorno empresarial ha sido objeto de al menos un ataque a través de Internet.
  • Se usaron exploits con una frecuencia tres veces mayor en los ataques a las aplicaciones de oficina que en los ataques a usuarios domésticos.
  • El antivirus de archivos se activó en el 41% de los equipos de usuarios corporativos, se detectaron objetos maliciosos en los medios extraíbles: USB, tarjetas de memoria, teléfonos, discos duros externos y unidades de red.

En el TOP 10 de Malware de Kaspersky, se puede observar que se trata de diferentes troyanos y exploits (toman el control de otros programas o aplicaciones para conseguir un comportamiento no deseado del mismo).

La distribución de exploits utilizados según el tipo de aplicaciones en usuarios corporativos es la siguiente:

  • Navegadores, 58%
  • Office, 12%
  • Java, 11%
  • Android, 7%
  • Adobe Reader, 7%
  • Adobe Flash Player, 5%

En 2015 se detectaron troyanos cifradores (ransomware) en más de 50 mil equipos de redes corporativas, más del doble de lo registrado el año pasado. Es importante entender que si un programa de este tipo infecta a una empresa, puede dar lugar a la interrupción del negocio al cifra datos críticos, mediante la encriptación en un servidor de misión crítica que resulte bloqueado.

En este mismo reporte se indica que se registraron más de 11,500 intentos de ataques a terminales POS (Punto de Venta), en esta cifra se debe considerar que si un ataque logra tener éxito, se pueden llegar a comprometer los datos de miles de tarjetas de crédito.

Los ataques se basan en el uso de las vulnerabilidades conocidas, para aprovechar la lentitud que implica la instalación de actualizaciones de software en las organizaciones. Por lo que es altamente recomendable la utilización de herramientas de seguridad de tipo corporativo que faciliten la administración y correcta actualización de todos los equipos.

Además del robo de datos, hay casos en que se usaron los servidores afectados como una herramienta para lanzar ataques DDoS, o simplemente cifrar los datos para exigir un rescate. En este caso es importante contar con la realización automática de respaldos de información.

En primera instancia y de acuerdo a la Australian Signals Directorate, existen cuatro principales estrategias que reducen la probabilidad de éxito de los ataques selectivos:

  • Utilización de listas blancas de aplicaciones que permiten bloquear la ejecución de software malicioso y programas no aprobados.
  • La instalación de parches para aplicaciones como Java, visor de archivos PDF, Flash, navegadores web y aplicaciones de MS Office.
  • Eliminación de vulnerabilidades en el sistema operativo mediante la instalación de parches.
  • Limitación de los derechos de acceso administrativo al sistema operativo y las aplicaciones, basada en las funciones laborales de cada usuario.

El segundo factor importante es el uso de servicios de inteligencia sobre amenazas como las herramientas de Kaspersky Lab.

Finalmente, los principios básicos de la seguridad en las redes corporativas siguen siendo los mismos:

  • Formación del personal, la seguridad de la información no es sólo tarea del departamento de TI.
  • Establecimiento y ajuste de los procesos de seguridad, el sistema de seguridad debe responder adecuadamente a las amenazas en evolución.
  • El uso de las nuevas tecnologías y técnicas, cada capa adicional de protección permite reducir el riesgo de penetración en la red.

Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para proveerle más información respecto a los beneficios que una herramienta de tipo corporativo puede significar para la seguridad y administración de TI.