La función básica del Firewall es controlar el tráfico y bloquear lo no deseado, vigilando e inspeccionando cada paquete de datos para asegurarse que cumpla con la política de seguridad de la red antes de permitirle el paso.

Los firewalls previenen el éxito de muchos ataques al bloquear fácilmente el barrido de puertos o el escaneo de IP. Restringen el acceso remoto a estaciones de trabajo y servidores en entornos empresariales, proporcionando un grado de aislamiento entre una red y el internet en general.

También se integran con otros controles de seguridad para proporcionar un nivel adicional de defensa que incluyen sistemas de detección y prevención de intrusos, escaneo de capas de la aplicación y otras defensas avanzadas que monitorean y bloquean intentos de ataque sofisticados.

Cuando el acceso web saliente es permitido sin oposición, se expone a la corporación al malware, a través de amenazas provenientes del cliente y dirigidas al navegador de un usuario. Para contrarrestar esta amenaza, puede contar con funciones de filtrado de contenido web, mediante la asignación de restricciones por perfiles de usuario y el uso de políticas, lo usuarios podrán o no, acceder a ciertas categorías de páginas y aplicaciones web (redes sociales, juegos, videos, P2P, etc.).

Incluso, en algunos casos puede balancear automáticamente la carga de los servicios de internet. Es decir, para las empresas que cuenten con varios servicios de internet (previendo la caída de alguno de ellos), el dispositivo se encargará de realizar los ajustes necesarios para balancear el uso de dichos servicios.

Es importante mencionar que el Firewall debe ser una capa en una serie de defensas que conformen una estrategia de seguridad en la empresa, y no como única defensa.

Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para proveerle más información  respecto al apoyo que Adaptix Networks puede brindar a su empresa en este tema, así como los casos de éxito con nuestros clientes.