Un Conmutador IP y un Cloud PBX comparten gran parte de su funcionalidad:

  • IVR y contestador automático.
  • Grupos de timbrado.
  • Horarios.
  • Historial de llamadas CDR.
  • Grabación de llamadas.
  • Restricciones de marcado.
  • Conferencias.
  • Música en espera.
  • Listas negras.
  • Correos de voz.
  • Extensiones remotas.
  • Administración vía web.

Su principal diferencia radica en la ubicación, un Conmutador IP (IP-PBX) es hardware que se colocará en las instalaciones de la empresa, a diferencia del Cloud PBX que se  alojará en la Nube. Debido a ello, es importante analizar las condiciones de cada empresa y sus requerimientos, antes de determinar qué tipo de implementación se ajusta mejor.

En el caso de un Conmutador IP, será necesario considerar que se realizará una inversión inicial para poder adquirir el equipo. Sin embargo, cuando el requerimiento sea contar con el hardware en las propias instalaciones, ésta es la opción indicada.

Con Cloud PBX, no es necesario comprar un servidor o software de servidor para administrarlo, ya que este servicio se contrata mediante un pago mensual. La activación del servicio es realmente rápida.

Le invitamos a ponerse en contacto con nosotros para proveerle más información respecto a nuestros productos y servicios, así como los casos de éxito en las implementaciones con nuestros clientes.